Ajenidad, Unidad Económica, Autodespido, Ley Bustos

Un juicio laboral de múltiples aristas.
Revisemos el siguiente caso laboral:1.

Edgar Torres V. trabajó para CVMAQ S.A. hasta el 17 de julio de 2013, fecha en que el trabajador dio término al contrato de trabajo vía autodespido2, demandando posteriormente a esta firma y a CVC S.A. (en quiebra), ambas como grupo de empresa o unidad económica.

1) En el proceso quedó asentado que el empleador no dio trabajo efectivo al trabajador, además de la rebaja unilateral de remuneraciones que este sufrió, lo que a juicio del sentenciador constituye una “infracción contractual grave a la obligación esencial del contrato que ha querido postularse como justificada en un mal estado de negocios, aspecto que resulta no idóneo al efecto, desde que –ajenidad mediante como tinte característico del vínculo laboral- el riesgo empresarial no puede oponerse como justificación del incumplimiento de deberes esenciales del empleador, allí donde existe una apropiación originaria de los frutos del trabajo asalariado por parte de éste y la subsecuente obligación de remunerar”.3

2) Quedó fijado el hecho que las demandadas constituyen una unidad económica para efectos laborales, ya que ambas empresas tienen una comunidad de administración, existe una unidad corporativa (Grupo CVC), control de gestión concentrado en los dueños y gerentes de ambas y relación de parentesco entre ellos4; no pudiendo soslayarse la integración práctica de estas bajo una dirección única, la confusión –en los hechos- de los patrimonios, todo lo cual permite develar la existencia de una unidad económica y que a los efectos de las obligaciones laborales sindican al patrimonio de ambas como responsables de las obligaciones debidas5.

3) También quedó establecido como hecho cierto que las cotizaciones previsionales del trabajador estaban impagas al momento del despido y, frente a eso, el tribunal a quo consideró que la sanción establecida en el inciso 5° del artículo 162 del Código del Trabajo6 es compatible con el despido indirecto, “pues, sin perjuicio de la literalidad de esta norma, debe mirarse la finalidad de la misma, que imposibilita privar al trabajador de las sanciones previstas por el ordenamiento cuando el término del vínculo se debe a una causa de caducidad imputable al empleador”7.

Sin embargo, la Corte de Apelaciones revocó la sentencia en cuanto a la aplicación de la Ley Bustos, fundada en que, de acuerdo al artículo 162 del Código del Trabajo, “la sanción pecuniaria impuesta al empleador, de mantener la remuneración a sus dependientes, exige que esa parte de la relación contractual, haya tenido una actitud activa en el proceso de desvinculación del trabajador, esto es, que haya sido el empleador quien por decisión unilateral haya puesto término a la relación laboral”8 y así la Corte, apoyándose además en la sentencia de unificación de jurisprudencia en que la Corte Suprema ratifica esta postura9, concluyó que “no resulta posible extender la aplicación de la sanción de nulidad de despido a la hipótesis del despido indirecto, lo que excede de su ámbito de aplicación”10.

La tesis de la Corte de Apelaciones de Santiago (que representa la actual jurisprudencia unificada) no se aviene con un criterio de igualdad, habida consideración del carácter bilateral del contrato de trabajo, en virtud del cual cabe esperar, en lo que a la protección del derecho respecta, que las decisiones de las partes generen efectos jurídicos simétricos y, así las cosas, el término unilateral del contrato, que puede ser ejercido tanto por trabajador como por empleador, debe tener los mismos efectos jurídicos, sin distinción, en lo que se refiere a las consecuencias jurídicas de un acto, de si se trata de despido o autodespido.

En consecuencia, no se ve motivo jurídico alguno para desconocer al despido del trabajador iguales efectos que al despido patronal.

1 Sentencia dictada por don Álvaro Flores M., Juez del 2° J.L. del Trabajo de Santiago, el 10/10/13, Rol: O-3079-2013. Revocada por la Corte de Apelaciones de Santiago, 10a Sala, integrada por los Sres. Ministros Juan Mera M, Christian Le-Cerf R. y el Abogado Integrante Sr. Franco Devaille G. (redactor), el 7/10/14, N° de ingreso: 85-2014.
2 Autodespido o despido indirecto: forma de poner término al contrato por decisión unilateral del trabajador, a causa del incumplimiento del empleador a las obligaciones que el contrato de trabajo impone y, que permite al operario reclamar las indemnizaciones por años de servicio y sustitutiva de aviso previo, entre otras prestaciones.
3 Considerando 6. del tribunal a quo (Juez de Letras del Trabajo).
4 Idem, considerando 7.
5 Idem, considerando 8.
6 Sanción que consiste en que, en caso de despido con cotizaciones impagas, el empleador debe pagar una remuneración mensual por cada mes que medie entre la fecha del despido y la del pago total de las prestaciones.
7 Considerando 13. del tribunal a quo.
8 Considerando tercero N° 2.
9 Autos caratulados “Yáñez con Cuneo”, Rol CS: 704-2011, fallo de fecha 6/6/11.
10 Considerando 4° de la sentencia de reemplazo.