El Autodespido es compatible con la Ley Bustos

La Corte Suprema dictó fallo de unificación de jurisprudencia, anulando el fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago, que tal como la sentencia dictada por el Juzgado de Letras, desconoció el derecho del trabajador que se autodespide a cobrar la denominada Ley Bustos.1

Don Leonardo Leiva se desempeñó como trabajador para Inmobiliaria Santa Martina S.A., empresa que no pagó la cotizaciones del trabajador, razón por la cual este ejerció despido indirecto o autodespido, que es el acto por al cual el trabajador pone término al contrato de trabajo a causa de un incumplimiento grave, del empleador, a sus obligaciones, en este caso, el no pago de las cotizaciones previsionales, permitiendo al dependiente cobrar las indemnizaciones y demás prestaciones correspondientes, como si se tratase de un despido ejercido por el empleador.

Después de este acto, el Sr. Leiva demandó a su ex empleadora, pidiendo al tribunal que se condenara a esta al pago de las indemnizaciones por término de contrato correspondientes, y se aplicase lo que la doctrina conoce como Ley Bustos o nulidad del despido, que es una sanción por la cual, cuando se despide a un trabajador, estando impagas sus imposiciones de seguridad social, el empleador debe pagar al trabajador las remuneraciones y cotizaciones previsionales que median entre la fecha del despido y la de su convalidación, que se perfecciona con el pago íntegro de tales prestaciones. Así, el empleador debe seguir pagando las remuneraciones, más allá de la fecha del despido, hasta que pague todas esas prestaciones. Todo ello de acuerdo a los incisos 5° y 7° del artículo 162 del Código del Trabajo.

Ante el 2° Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, la pretensión de nulidad del despido no prosperó, aduciendo la jueza de instancia, lacónicamente, que “siendo las sanciones de derecho estricto no se pueden aplicar por analogía”2. La misma suerte corrió la acción ante la Corte de Apelaciones, quien señaló cuando el empleador no entera las cotizaciones previsionales a los organismos correspondientes no puede convalidar el despido, “entendiendo éste como la voluntad unilateral del empleador de poner término al vínculo”3, pero “distinto es el caso en que el trabajador es quien decide poner término a la relación laboral, por cuanto dicha situación no está contemplada en la ley, y… no es posible extender dicha sanción por analogía”4. La Corte tiene presente el fallo de unificación de jurisprudencia de fecha 26 de septiembre de 2013, N° de ingreso 4.079-2013, en que la Corte Suprema zanjó el punto denegando lugar a la pretensión del actor5.

Sin embargo, en el fallo de unificación de jurisprudencia que se reseña en esta columna, la Corte Suprema cambió su doctrina, reflejada en el fallo del mismo tribunal, N° de ingreso: 4.079-2013, aludido precedentemente, señalando que la razón que motivó al legislador para modificar el artículo 162 del Código del Trabajo… fue proteger los derechos previsionales de los trabajadores por la insuficiencia de la normativa legal en materia de fiscalización, y por ser ineficiente la persecución de las responsabilidades pecuniarias de los empleadores a través del procedimiento ejecutivo; cuyas consecuencias negativas… las experimentan los trabajadores… quienes ven burlados sus derechos previsionales…/6 consecuencias [que] también se presentan cuando es el trabajador el que pone término a la relación laboral, por haber incurrido el empleador [en una] conducta [que] afecta gravemente sus derechos laborales, por lo tanto, podría estimarse que equivale al despido disciplinario regulado en el artículo 160 del [Código del Trabajo]. En este orden de ideas, el Máximo Tribunal califica el autodespido como una forma de despido y no de renuncia7, “de manera que los efectos de su ejercicio deben ser los mismos que emanan cuando la relación laboral se finiquita por voluntad del empleador”8.

El sentenciador de unificación concluye que si el empleador durante la relación laboral infringió la normativa previsional corresponde imponerle la sanción que contempla el artículo 162, inciso 5°, del Código del Trabajo, independiente de quien haya deducido la acción pertinente para ponerle término, pues, sea que la haya planteado el empleador o el trabajador, el presupuesto fáctico que autoriza para obrar de esa manera es el mismo”.

Por estos motivos, la Corte Suprema unificó la jurisprudencia, sosteniendo que el trabajador que se autodespide en razón de no pagar el empleador las cotizaciones previsionales, tiene derecho a que se apliquen los efectos de la nulidad del despido o Ley Bustos, en una interpretación que, evidentemente, se ajusta al principio de igualdad ante la ley, derecho fundamental consagrado en el inciso 1° del artículo 1° de la Constitución Política de la República, que reza: “las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos”, y N° 1° del artículo 19 del mismo cuerpo legal. Por otra parte, la interpretación rectificada por la Corte Suprema interpreta la norma en un sentido coherente con la protección del derecho a la seguridad social, consagrado en el N° 18 del artículo 19 de la Carta Fundamental, y se enlaza con la real naturaleza de la institución del autodespido, que fue creada para igualar el derecho exoneratorio de empleador y trabajador.

La sentencia en comento constituye una modificación positiva de la tendencia jurisprudencial en materia laboral, y permitirá tutelar de mejor manera los derechos de los trabajadores, en especial de aquellos que laboran en condiciones de mayor precariedad.

1 Carátula: “Leiva con Inmobiliaria Santa Martina S.A.”. Sentencia de única instancia dictada por doña Claudia Reveco I., Juez del 2° J.L. del Trabajo de Santiago, RIT: O-144-2013. Confirmada por la Corte de Apelaciones de Santiago, 8a Sala, integrada por los Sres. Mario Gómez M. (redactor), Enrique Durán B. y Eugenio Benítez R., el 29 de enero de 2014, N° de ingreso 1.505-2013. Revocada por la Corte Suprema, 4a Sala, integrada por los Sres. Gloria Chevesich R., Carlos Aránguiz Z., Andrea Muñoz S., Ricardo Peralta V. y Arturo Prado V., los dos últimos con voto disidente, fallo de fecha 18 de diciembre de 2014, N° de ingreso 4.299-2014.
2 Considerando 17°.
3 Considerando 6°.
4 Considerando 7°.
5 Considerando 8 °.
6 Considerando 10°.
7 Considerando 11°.
8 Ídem.